El Fondo Mundial publica un análisis sobre auditorías e investigaciones – 2012

10 de julio de 2012

GINEBRA – El Fondo Mundial de lucha contra el SIDA, la tuberculosis y la malaria informó hoy que un análisis sobre auditorías e investigaciones efectuado por la Oficina del Inspector General reveló que el 3.0 % del financiamiento auditado o investigado entre 2005 y 2012 había sido malgastado, empleado de manera fraudulenta o justificado de manera inadecuada.

Como parte del empeño del Fondo Mundial para prevenir y tratar las enfermedades de una manera eficaz y efectiva, se toman importantes medidas para asegurar que todo el financiamiento se maneja, desembolsa y gestiona correctamente. El Fondo Mundial informa de inmediato cuando descubre que se ha producido una acción irregular en cualquier lugar. Cuando existe una apropiación indebida de fondos o se los gasta de una manera injustificada, se intenta recuperar la mayor cantidad posible de los mismos.

“No toleramos ningún uso indebido de los fondos, no importa cuán pequeño pueda ser,” dijo Cees Klumper, Director de Riesgos en el Fondo Mundial y encargado de dirigir el análisis. “Si bien parte de estos fondos fue malgastada, y se trata sólo de gastos injustificados, un pequeño porcentaje de fondos son apropiados de manera indebida mediante el fraude. Nosotros perseguimos y denunciamos enérgicamente todos esos casos.”

La Oficina del Inspector General, que es absolutamente independiente e informa directamente a la Junta Directiva, juega un papel indispensable ayudando a que el Fondo Mundial alcance sus objetivos llevando a cabo auditorías e investigaciones con suma diligencia. Desde su creación en 2005, la Oficina del Inspector General ha recopilado 28 informes sobre auditorías e investigaciones realizados en 27 países, donde se desembolsó un total de $3.800 millones, aproximadamente el 23% de todos los desembolsos realizados por el Fondo Mundial hasta la fecha.

El análisis de los hallazgos del Inspector General muestra que, de manera acumulativa, el 3% del financiamiento sujeto a investigación no se gastó de acuerdo con los acuerdos de subvención, de la manera siguiente:

  1. Gastos injustificados  o actividades no cubiertas por los acuerdos de subvención: 1,1 %
  2. Justificados inadecuadamente a causa de una documentación escasa o ausente: 1,1 % 
  3. Fraude: 0,5 %
  4. No informar acerca de los fondos según lo requerido: 0,3%

 

El Sr. Klumper señaló que su análisis no representaba una rendición de cuentas exhaustiva de todos los fondos malgastados. El análisis, en cambio, es una representación objetiva de los porcentajes de los fondos que las auditorías e investigaciones llevadas a cabo por el Fondo Mundial han sido calificados como injustificados, empleados de forma fraudulenta o justificados de manera inadecuada.

John Parsons, el Inspector General, advirtió además que las auditorías e investigaciones dirigidas por su oficina tienden a centrarse en áreas de alto riesgo y en aquellas subvenciones donde se han identificado riesgos específicos.

“No es posible hacer una extrapolación y decir que esta situación refleja un cuadro exacto de malversación de fondos,” aclaró el Sr. Parsons. “Nuestras auditorías e investigaciones no son una muestra representativa de todas las subvenciones concedidas por el Fondo Mundial.”

El Sr. Klumper añadió que cuando la Oficina del Inspector General acabe de realizar  nuevas auditorías e investigaciones, es probable que cambien los porcentajes  antes citados más arriba.

“Estamos en proceso de reforzar las medidas preventivas,” añadió el Sr. Klumper, cuyo cargo se creó este año para conseguir una mejor gestión del riesgo en el Fondo Mundial. “Nuestro objetivo es reducir aún más los porcentajes”.

El análisis realizado por el Sr. Klumper incluye un informe de investigación sobre un sub-receptor en Bangladesh e informes de auditoría de subvenciones en Laos y Papúa Nueva Guinea que se han hecho públicos hoy.

El análisis del Sr. Klumper fue impulsado por la preocupación suscitada por el hecho  de que cuando auditorías e investigaciones específicas informan sobre un uso indebido de fondos, el notable contraste entre un caso conflictivo individual y la mucho más amplia realidad de las concesiones bien gestionadas puede dar lugar a interpretaciones o impresiones equivocadas. La política del Fondo Mundial es ser absolutamente transparente e informar sobre todos los casos de fondos utilizados de manera incorrecta.

Todos los informes sobre auditorías e investigaciones están a disposición del público en el sitio web del Fondo Mundial.

La Secretaría del Fondo Mundial mejora constantemente la supervisión de las subvenciones. Al comenzar el proceso de toda solicitud de subvención, el país que  solicita los fondos debe demostrar la efectividad de los programas y la necesidad real de contar con un financiamiento adicional. El personal del Fondo Mundial y expertos técnicos independientes examinan cuidadosamente cada solicitud y otorgan subvenciones a aquellos países que demuestran un propósito serio y un impacto efectivo.

En la actualidad, el Fondo Mundial está reforzando el modelo general de gestión de subvenciones para ejecutar la nueva estrategia del Fondo Mundial. El nuevo diseño aplica un enfoque mejorado a la gestión de riesgos y se creó a partir de los hallazgos realizados por las auditorías y los informes de investigación a cargo de la Oficina del Inspector General.

El Sr. Klumper afirmó que toda institución financiera está obligada a garantizar el manejo seguro de sus fondos. En el Fondo Mundial la mayor parte del financiamiento procede de los contribuyentes de los países donantes y la organización es plenamente consciente de su responsabilidad ante los donantes y de la importancia de asegurar que todos los fondos estén perfectamente justificados.

*****

Para más información, póngase en contacto con:

SETH FAISON
Jefe de Relaciones con los Medios de Comunicación
Móvil: +41 79 788 1163
Correo electrónico:

Compartir esta página