• Oficina del Inspector General

    La Oficina del Inspector General trabaja para asegurar que el Fondo Mundial invierta el dinero del mundo de la manera más eficaz posible en la lucha contra el SIDA, la tuberculosis y la malaria. Mediante auditorías, investigaciones, supervisión y consultorías, formula recomendaciones objetivas y transparentes con el fin de promover las buenas prácticas, reducir el riesgo y condenar el abuso.

    Creada en 2005, la Oficina del Inspector General es una parte independiente pero integrante del Fondo Mundial. Rinde cuentas ante la Junta Directiva a través de su Comité de Auditoría y Ética y está al servicio de todas las partes interesadas del Fondo Mundial. Su labor se ajusta a las Normas Internacionales para la Práctica Profesional de la Auditoría Interna y a las Directrices Uniformes para las Investigaciones de la Conferencia de Investigadores Internacionales.

    La Oficina del Inspector General considera que cada dólar cuenta y aplica la tolerancia cero al fraude, la corrupción y el despilfarro. A través de sus canales de denuncia, la Oficina del Inspector General anima a comunicar cualquier irregularidad que impida a los recursos del Fondo Mundial llegar a aquellos que los necesitan.

    Misión

    La misión de la Oficina del Inspector General es proporcionar al Fondo Mundial, de manera independiente y objetiva, garantías sobre el diseño, la eficacia y la calidad de los controles y procesos vigentes para gestionar los riesgos clave que afectan a los programas y las operaciones del Fondo Mundial.

    Alcance

    La Oficina del Inspector General ejerce sus funciones de revisión, evaluación y supervisión sobre todos los sistemas, procesos, operaciones, funciones y actividades del Fondo Mundial y los programas que financia. La Oficina del Inspector General puede desempeñar también una función de asesoramiento con el fin de promover la misión y los objetivos del Fondo Mundial.

    Las actividades que lleva a cabo la Oficina del Inspector General son:

    • Auditoría interna
    • Revisiones en el país
    • Validación de garantías
    • Inspección
    • Investigaciones
    • Medidas contra el fraude y formación sobre sensibilización
    • Actividades de consultoría y servicios de asesoramiento.

    Independencia

    La Oficina del Inspector General opera como una unidad independiente del Fondo Mundial y rinde cuentas directamente a la Junta Directiva a través de su Comité de Auditoría y Ética en materia de dirección estratégica, reforzamiento de sistemas y responsabilidad. La Junta Directiva asegura que la Oficina del Inspector General disponga de los recursos necesarios para llevar a cabo las actividades previamente acordadas. La Oficina del Inspector General podrá llevar a cabo e informar sobre cualquier auditoria, investigación u otra actividad de supervisión que considere oportunas, de conformidad con sus Estatutos y la dirección de la Junta Directiva.

    Autoridad

    El Inspector General tiene autoridad para:

    • Acceder a todos los libros y registros mantenidos por el Fondo Mundial.
    • Acceder a todos los libros y registros relativos a las subvenciones financiadas por el Fondo Mundial, ya sea que estén en posesión de los receptores de las subvenciones o de los agentes locales del Fondo; acceder a los sitios donde se guardan estos registros y donde se ejecutan los programas, cuando sea permitido según los acuerdos aplicables.
    • Recabar cualquier información necesaria de cualquier personal que participe en los proyectos del Fondo Mundial y pedir que dicho personal coopere con cualquier solicitud razonable realizada por la Oficina del Inspector General.
    • Obtener asesoramiento profesional independiente y asegurar la participación en sus actividades de personas externas con la experiencia y los conocimientos pertinentes, si se considera necesario y cuando se estime conveniente.