Día Mundial de la Malaria 2017 – El principio del fin

Voces el día 24 abril 2017

¿Ambicioso? Sin duda.

¿Audaz? Posiblemente.

¿Alcanzable? Sí.

El tema del Día Mundial de la Malaria para este año– Acabar con la malaria de una vez para siempre– lo dice todo. La malaria es una enfermedad prevenible y curable; ahora debemos comprometernos a que nadie deba morir por carecer de un mosquitero que cuesta US$3 o por disponer de medicamentos solo para tres días.

Hoy más países que nunca antes están a escasa distancia de eliminar la malaria. En Camboya, donde la amenaza de la farmacorresistencia proyecta una enorme sombra, se produjo una sola muerte a causa de la malaria en 2016. En el África subsahariana, donde la enfermedad ha registrado el mayor número de víctimas, en 2015 más de la mitad de la población en riesgo de contraer la enfermedad durmió protegida por un mosquitero tratado con insecticida. Sri Lanka consiguió la eliminación de la enfermedad 2016, proporcionando así una nueva esperanza para los países tropicales. Paraguay y Argelia están muy próximos a conseguirlo. La Organización Mundial de la Salud ha designado a 21 países como E-2020, aquellos que tienen el potencial para alcanzar la eliminación de la malaria al final de la década.

Más que una oportunidad, hoy la eliminación de la malaria es un imperativo. El aumento de la farmacorresistencia nos obliga a actuar de manera urgente. “Camboya es el epicentro de la multirresistencia a los medicamentos, el tipo de malaria más peligroso”, explica el Sr. Naeem Durrani, coordinador de programas para UNOPS, que gestiona la subvención a la Iniciativa Regional sobre la Resistencia a la Artemisinina (RAI) del Fondo Mundial en Camboya. “No podemos permitirnos asistir a una mayor propagación de la enfermedad, un hecho que haría que el control de la malaria fuese absolutamente imposible”.

El avance registrado en la lucha contra la malaria es una conquista en el ámbito de la salud mundial, pero si cejamos en nuestro empeño antes de llegar a la meta se podría originar una farmacorresistencia a nivel mundial y plantear una grave amenaza para la seguridad sanitaria en todo el mundo, incluso en aquellos lugares que actualmente están libres del flagelo de la malaria. Los costos humanos y económicos podrían ser incalculables.

Nuestro artículo principal desde Camboya nos lleva a un viaje hacia El borde de la eliminación.