Modelo de financiamiento

Resumen

Al inicio de cada ciclo de financiamiento (el próximo ciclo es entre 2017 y 2019), el Fondo Mundial asigna dinero de los donantes a los países elegibles para que puedan obtener una mayor repercusión en su lucha contra el VIH, la tuberculosis y la malaria.

Los países pueden solicitar el financiamiento que se les ha asignado en cualquier momento durante el ciclo de tres años. Esto les permite alinear la solicitud de financiamiento con sus propios procesos nacionales, así como con sus planes estratégicos nacionales contra las enfermedades.

Tomando como referencia el plan estratégico nacional del país, las personas que dan respuesta a las enfermedades y las personas afectadas por las enfermedades participan en un diálogo continuo sobre la mejor manera de invertir los fondos disponibles. Este "diálogo de país" sirve de base para elaborar una solicitud de financiamiento.

Tras una evaluación de la solicitud de financiamiento por un grupo de expertos independientes denominado Panel de Revisión Técnica, las entidades ejecutoras trabajan con el Fondo Mundial para elaborar una hoja de ruta para llevar a cabo la tarea. Esto asegura que cuando las subvenciones se presentan a la Junta Directiva para su aprobación final, el país está preparado para comenzar a trabajar de inmediato.

El modelo de financiamiento reconoce que el único modo de acabar con las epidemias de VIH, tuberculosis y malaria es trabajando juntos: Fondo Mundial, gobiernos, sociedad civil, personas afectadas por las enfermedades, asociados técnicos, sector privado y otros donantes.