Modelo de financiamiento

Cofinanciamiento

El incremento de las inversiones nacionales en sistemas de salud y programas para el VIH, la tuberculosis y la malaria es fundamental para hacer frente al costo total de la respuesta a las tres enfermedades. Para aumentar la implicación del país y fomentar la sostenibilidad de los programas, nuestro modelo de financiamiento incluye un requisito según el cual los países se comprometen a cofinanciar la respuesta al sida, la tuberculosis y la malaria.

Este requisito consta de dos elementos:

  1. Una condición de cofinanciamiento
  2. Un incentivo de cofinanciamiento

Condición de cofinanciamiento

Los países deben comprometerse a que, durante el periodo de ejecución de la subvención, los gobiernos:

  • Aumentarán el gasto en salud
  • Aumentarán el cofinanciamiento de programas financiados por el Fondo Mundial

Para acceder a su asignación, el país debe demostrar su compromiso con el cofinanciamiento.

Incentivo de cofinanciamiento

Del monto total asignado a cada país, al menos el 15% se dedicará a fomentar que los países realicen inversiones adicionales en su respuesta a las tres enfermedades. Para acceder a la parte de incentivo de su asignación, los países deberán comprometerse a efectuar nuevas inversiones en concepto de cofinanciamiento que superen los anteriores niveles de gasto (lo que se conocía anteriormente como "voluntad de pagar").

El monto y el enfoque de estas inversiones adicionales de cofinanciamiento son determinados por la clasificación de ingresos del país.

Las inversiones adicionales en concepto de cofinanciamiento deberán realizarse en áreas que beneficien directamente a programas financiados por el Fondo Mundial. Esto puede incluir inversiones dedicadas a financiar sistemas para la salud resistentes y sostenibles.

En la definición de cofinanciamiento se incluyen todos los recursos públicos nacionales y las contribuciones nacionales de carácter privado dedicados al sector de la salud y los planes estratégicos nacionales financiados por el Fondo Mundial. Los recursos públicos nacionales pueden incluir ingresos públicos, préstamos públicos, seguro social de salud o ingresos derivados del alivio de la deuda. Entre las contribuciones nacionales de carácter privado figuran aportaciones verificadas de empresas nacionales y entidades filantrópicas que financian planes estratégicos nacionales.

Para obtener más información, véase la Política de Sostenibilidad, Transición y Cofinanciamiento.