Derechos humanos

Compartir esta página

Twitter Facebook

La asociación del Fondo Mundial está firmemente comprometida con la promoción de los derechos humanos.

¿Por qué es tan importante promover y proteger los derechos humanos en el contexto de las tres enfermedades? No solo porque es lo que hay que hacer, sino también porque es la manera de rentabilizar al máximo las inversiones del Fondo Mundial. Las barreras relacionadas con los derechos humanos siguen siendo los principales obstáculos para la prestación de servicios de VIH, tuberculosis y malaria. Las personas solo pueden acceder a los servicios y tratamiento que salvan vidas cuando se eliminan estos obstáculos mediante programas y políticas concretos. Nunca podremos acabar con las epidemias sin promover y proteger los derechos humanos de las personas que viven con las enfermedades y de las que son más vulnerables al VIH, la tuberculosis y la malaria.

La estrategia del Fondo Mundial 2017-2022, Invertir para poner fin a las epidemias, refuerza nuestro compromiso de invertir en programas que eliminen las barreras relacionadas con los derechos humanos y el género.

La asociación del Fondo Mundial también se ha comprometido a integrar los principios de derechos humanos – participación, igualdad, rendición de cuentas y transparencia – a lo largo del ciclo de la subvención.

África subsahariana

En Botswana, una subvención destinada a la tuberculosis y el VIH facilita que se imparta formación en materia de derechos humanos a la policía y los jueces, con el fin de ayudarles en la aplicación de la legislación de tal manera que contribuya al acceso a los servicios de salud. En Malawi, las subvenciones financian la formación jurídica y en materia de derechos humanos a los educadores homólogos y a las organizaciones comunitarias, ayudando a las poblaciones afectadas a conocer sus derechos y a combatir la discriminación. En Sudán del Sur, donde el conflicto ha desplazado a más de dos millones de personas, las inversiones del Fondo Mundial financian la formación de trabajadores de la salud para que puedan responder al impacto de la violencia de género.

Eliminar las barreras relacionadas con los derechos humanos que impiden el acceso a los servicios

¿Qué son las barreras relacionadas con los derechos humanos? Se trata de obstáculos que dificultan o imposibilitan que las personas accedan a los servicios de prevención, atención y tratamiento, tales como:

  • La estigmatización y la discriminación relacionadas con el estatus social, el estatus social/legal, el género, y/o la orientación sexual y la identidad de género. Esto incluye la estigmatización y la discriminación en los centros de salud, las comunidades, los lugares de trabajo y las escuelas.
  • La desigualdad de género y la violencia de género. Esto incluye la discriminación contra las mujeres y las niñas en la prestación de la atención sanitaria, las leyes de propiedad y sobre el matrimonio, y el acceso a la educación y el empleo; las normas de género nocivas como el matrimonio prematuro o forzado, el derecho sucesorio de las esposas y la mutilación genital femenina; la violación y la violencia dentro de la pareja.
  • Las políticas, prácticas y leyes punitivas. Esto incluye las prácticas y políticas en centros de salud que impliquen pruebas obligatorias, ausencia de consentimiento informado, denegación de asistencia sanitaria, esterilización forzada; prácticas policiales ilegales (acoso, extorsión, detenciones arbitrarias, violencia); criminalización y reclusión excesivas.

Eliminar estas barreras es fundamental para que asegurar todas aquellas personas que necesitan servicios puedan recibirlos, y es esencial para garantizar que las subvenciones del Fondo Mundial generen una mayor repercusión.

Por ejemplo, la utilización de las pruebas y el tratamiento de VIH y tuberculosis –así como la retención en el tratamiento– es mayor cuando los programas incluyen iniciativas para reducir la estigmatización y la discriminación en los centros de salud y en las comunidades. Estos programas pueden incluir la formación básica de trabajadores de la salud en materia de no discriminación y derechos humanos.

Las poblaciones clave son aquellas que sufren una elevada incidencia epidemiológica del VIH, la tuberculosis o la malaria, en combinación con un reducido acceso a los servicios y/o la criminalización u otra forma de marginación. Las poblaciones clave pueden variar en el contexto de las tres enfermedades, pero por lo general incluyen a los trabajadores sexuales; lesbianas, gays, bisexuales, personas transgénero e intersexuales; personas que se inyectan drogas; hombres que tienen relaciones sexuales con hombres, reclusos, refugiados, migrantes y personas con discapacidad. El acceso a los programas de prevención y tratamiento para estas poblaciones aumenta cuando las subvenciones incluyen programas integrales destinados a eliminar las barreras relacionadas con los derechos humanos.

Programas para reducir las barreras

El Fondo Mundial se ajusta a las siete áreas programáticas clave de ONUSIDA para reducir la estigmatización y la discriminación, e incrementar el acceso a la justicia. Un grupo de expertos sobre la tuberculosis ha confirmado que estos programas también son importantes en el caso de esta enfermedad. El Fondo Mundial exige ahora que todas las solicitudes de financiamiento de los países, independientemente del nivel de ingresos, incluyan este tipo de programas, y que respondan a las necesidades de las poblaciones clave y vulnerables:

  • Reducción de la estigmatización y la discriminación
  • Sensibilización de los trabajadores de la salud en materia de derechos humanos y ética médica
  • Formación de legisladores y funcionarios encargados de hacer cumplir la ley
  • Reducción de la desigualdad de género y de la discriminación y la violencia de género
  • Conocimientos jurídicos y en materia de derechos
  • Servicios jurídicos
  • Seguimiento y reforma de leyes, reglamentos y políticas.

Un grupo de expertos sobre la malaria evalúa actualmente cuáles son los programas más eficaces en relación con la malaria.

"Hasta que no llegue el día en que los gobiernos proporcionen salud para todos sus ciudadanos y residentes, sin excepción, y hasta que no llegue el día en que las comunidades superen la opresión del miedo, la vergüenza o la apatía y consigan que sus exigencias sean indiscutibles, siempre habrá desigualdades mortales "
Laurindo García, Embajador del Fondo Mundial de la Campaña "Here I Am"

Los derechos humanos y el ciclo de vida de las subvenciones

Se han adoptado muchas medidas para integrar los derechos humanos en las actividades que lleva a cabo el Fondo Mundial.

Comenzando en la fase de diálogo de país, trabajamos con los países para asegurar que las poblaciones clave y vulnerables estén representadas y comprometidas en el proceso. A los países que necesitan más apoyo en esta cuestión les facilitamos cooperación técnica durante todo el proceso de elaboración de la solicitud de financiamiento.

Se pide a los solicitantes que determinen cuáles son las barreras relacionadas con los derechos humanos y que incluyan programas que tengan en cuenta estas barreras en sus solicitudes de financiamiento.

Una vez que la solicitud ha sido aprobada, el acuerdo de subvención incluye una cláusula que detalla específicamente los cinco estándares mínimos de derechos humanos que se espera que cumplan los países:

  • acceso no discriminatorio a los servicios para todas las personas, incluidas las detenidas
  • emplear solo medicamentos o prácticas médicas aprobados y científicamente sólidos
  • no emplear métodos que constituyan tortura o que sean crueles, inhumanos o degradantes
  • respetar y proteger el consentimiento informado, la confidencialidad y el derecho a la privacidad en relación con las pruebas médicas, el tratamiento o los servicios de salud prestados
  • evitar la detención médica y el aislamiento involuntario, que deben utilizarse solo como último recurso

Cualquier persona o grupo que haya sufrido personalmente, o que haya sido testigo de una vulneración de uno o más de estos estándares por parte de una entidad ejecutora de las subvenciones del Fondo Mundial, puede presentar una queja confidencial ante la Oficina del Inspector General del Fondo Mundial.

Un movimiento social para luchar contra el VIH, la tuberculosis y la malaria, y acabar con las epidemias: Mark Dybul en TEDxAmRing

La integración de los derechos humanos en todas nuestras actividades

El personal del Fondo Mundial encargado de la gestión de subvenciones ha recibido formación en derechos humanos, género y otras cuestiones transversales, y estas cuestiones han sido analizadas en notas informativas e informes técnicos para los países. Además, se ha elaborado un sistema para hacer un seguimiento de los recursos que los países invierten en intervenciones destinadas a eliminar las barreras relacionadas con los derechos humanos que impiden el acceso a los servicios.

Nuestro enfoque de los derechos humanos ha sido elaborado por el Fondo Mundial tomando como referencia las consultas con gobiernos, expertos de derechos humanos, organizaciones de la sociedad civil y asociados técnicos.

Publicación 15 diciembre 2016