Repercusión

Compartir esta página

Twitter Facebook

La visión del Fondo Mundial es lograr un mundo libre de la carga del VIH, la tuberculosis y la malaria. La estrategia consiste en invertir para obtener repercusión en las tres enfermedades.

La repercusión de las inversiones en salud puede medirse de muchas maneras, como el número de vidas que se salvan, las tasas de descenso del VIH, la tuberculosis y la malaria y otros métodos. En general, la repercusión real de las inversiones en salud es la vitalidad y la solidez económica de las comunidades y los países donde la carga de las enfermedades está retrocediendo.

Sida, tuberculosis y malaria: acabar con los tres males para siempre

El Fondo Mundial señala el enorme avance realizado colectivamente por los asociados en la lucha contra el sida, la tuberculosis y la malaria, y reclama un renovado compromiso para acelerar el final de estas epidemias. 20 millones de vidas se han salvado gracias a los programas financiados por el Fondo Mundial, y la derrota de estas enfermedades podría inscribirse entre los logros más importantes de nuestra generación. No podemos detenernos ahora.

Vidas salvadas

La asociación del Fondo Mundial financia programas que a finales de 2015 habían salvado 20 millones de vidas. Las proyecciones actuales indican que cada año se salvan más de 2 millones de vidas. Si se mantiene la tendencia actual, a finales de 2016 la asociación del Fondo Mundial habrá ayudado a los países a salvar más de 22 millones de vidas.

En el año 2000, el sida, la tuberculosis y la malaria parecían ser incontenibles. Desde entonces, sin embargo, el intenso trabajo de muchos asociados ha permitido invertir esta situación logrando notables progresos en la prevención y un mayor acceso al tratamiento y la atención para las personas afectadas por las enfermedades. Las inversiones realizadas por la asociación del Fondo Mundial han crecido drásticamente y han dado lugar a una espectacular expansión de la terapia antirretroviral, el tratamiento para los pacientes de tuberculosis y la distribución de mosquiteros tratados con insecticida, así como a la creación de sistemas para la salud resistentes y duraderos.

La Estrategia del Fondo Mundial 2012-2016 fijó el objetivo de salvar 10 millones de vidas en el lustro que acabará el 31 de diciembre de 2016. Las previsiones actuales apuntan a que la organización está en vías de conseguir este hito histórico. El Fondo Mundial ha alcanzado y está en vías de superar el objetivo de evitar 140-180 millones de infecciones para finales de 2016 establecido en la Estrategia del Fondo Mundial 2012-2016. Si se mantienen las recientes tendencias decrecientes en el número de infecciones, se conseguirá el objetivo fijado.

Disminución en la carga de VIH

El número de muertes relacionadas con el sida está disminuyendo. En países donde el Fondo Mundial realiza inversiones, la tasa de mortalidad se redujo en más del 45%, pasando de 1,9 millones en 2004 a 1,1 millones en 2015.

El rápido incremento en el acceso a la terapia antirretroviral en países que reciben apoyo del Fondo Mundial, donde la cobertura ha aumentado del 3,3% registrado en 2005 al 21% en 2010 y al 45% en 2015, ha sido un factor que ha contribuido de forma decisiva.

El número de nuevas infecciones por el VIH está descendiendo. Entre 2000 y 2015 bajó un 37% en los países financiados por el Fondo Mundial. Los asociados se muestran optimistas ante el hecho de que la tasa de infecciones evitadas pueda acelerarse aún más si el financiamiento continúa creciendo. Otro factor importante es la ampliación de la cobertura nacional para la prevención de la transmisión maternoinfantil, que alcanzó el 49% en 2010 y el 76% en 2015.

Disminución en la carga de tuberculosis

El número de muertes por tuberculosis experimentó un descenso del 31% entre 2000 y 2015 en países que cuentan con inversiones del Fondo Mundial. (Las muertes causadas por coinfección de VIH y tuberculosis no están incluidas en esta cifra.)

El número de defunciones por tuberculosis en 2015 habría sido más de tres veces superior si no se hubiesen realizado intervenciones para combatir la enfermedad. La carga mundial de tuberculosis la soportan de manera desproporcionada los 30 países que registran una elevada carga de la enfermedad y los esfuerzos relativos al tratamiento y la prevención se concentran en este grupo.

La disminución en la cifra de muertes fue propiciada por un incremento en el número de casos de tuberculosis detectados y tratados en los últimos diez años.

Disminución en la carga de malaria

El número de muertes a nivel mundial causadas por la malaria retrocedió un 48% entre 2000 y 2015. El número de vidas salvadas gracias a la prevención y el tratamiento de la enfermedad ha aumentado de manera constante cada año. Los niños menores de cinco años son los más vulnerables a la malaria porque sus sistemas inmunitarios aún están desarrollando una resistencia eficaz a la enfermedad. Las mujeres embarazadas también son vulnerables debido a que sus sistemas inmunitarios se debilitan durante la gestación. Proteger a los niños y a las mujeres embarazadas es de capital importancia para cualquier estrategia de enfermedad.

La innovación del mosquitero tratado con insecticida de larga duración, a un costo relativamente bajo, ha ampliado notablemente la protección para niños y familias. Con más de 713 millones de mosquiteros distribuidos hasta mediados de 2016, el número de personas en riesgo de contraer la malaria que tuvo acceso a mosquiteros aumentó del 7% registrado en 2005 al 35% en 2010 y al 62% en 2015 en los países donde invierte el Fondo Mundial.

Sin embargo, los mosquiteros son solamente una herramienta y un enfoque integral para reducir las muertes por malaria incluye otras medidas preventivas, tales como la fumigación de interiores con acción residual. Más importante aún en este sentido es que el acceso a las terapias combinadas con artemisinina (TCA) y a las pruebas de diagnóstico rápido ha mejorado sustancialmente. El número de casos de malaria tratados aumentó hasta mediados de 2016 y alcanzó un total acumulado de 626 millones.

20 Millones de Vidas

Publicación 15 enero 2017