Noticias e historias

Una nueva subvención del Fondo Mundial tiene como objetivo la eliminación de la malaria en el Mekong

25 abril 2017

GINEBRA (Suiza) – El Fondo Mundial de lucha contra el sida, la tuberculosis y la malaria seguirá ayudando a cinco países del sudeste asiático en su labor de intensificar los esfuerzos contra la malaria encaminados a eliminar la cepa más mortal de la malaria.

La Iniciativa Regional sobre la Resistencia a la Artemisinina (RAI) del Fondo Mundial se lanzó en 2013 como respuesta a la aparición de la malaria farmacorresistente en la región del Gran Mekong, detectada por primera vez en Camboya y Tailandia y propagada más tarde a Myanmar, la República Democrática Popular Lao y Viet Nam. RAI ha ayudado a que los países adquieran y distribuyan productos tales como mosquiteros tratados con insecticida, pruebas de diagnóstico rápido que no requieren un laboratorio o conocimientos médicos y medicamentos de calidad asegurada. Estas iniciativas dieron sus frutos: la región ha experimentado una acusada reducción en las muertes causadas por malaria.

El Fondo Mundial ha anunciado hoy la ampliación de RAI con una segunda fase que será operativa en 2018. Está previsto invertir más de US$ 242 millones en tres años, y se convertirá en la mayor subvención del Fondo Mundial a nivel regional y la primera con el objetivo concreto de eliminar la enfermedad en una zona geográfica específica.

El anuncio se produce en el Día Mundial de la Malaria, la efeméride anual para llamar la atención sobre una enfermedad que mata a un niño cada dos minutos. En 2015, se registraron 212 millones de nuevos casos de malaria y 429.000 muertes, según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud.

La subvención ayudará a los países a invertir en la gestión de casos mediante voluntarios de salud y sistemas de vigilancia, que a menudo requieren formación intensiva, tecnologías de la información y recursos humanos.

“Hemos visto los resultados de un esfuerzo concertado y un enfoque coordinado para hacer frente a la malaria en la región”, explica Izaskun Gaviria, gerente de portafolio sénior del Fondo Mundial para RAI. “Sabemos qué es posible y lo que está en juego. Ésa es la razón de que los países se hayan unido en torno al objetivo de la eliminación. Es la única respuesta a la farmacorresistencia y no puede conseguirse en solitario”.

Aunque la mayor parte de la subvención de la RAI se asignará a los cinco países, US$ 34 millones se dedicarán a un componente regional que se centra en asegurar la cobertura de los servicios contra la malaria en poblaciones remotas que habitan en zonas fronterizas. Estas son las personas que corren el mayor riesgo de contraer la enfermedad y las que tienen menos probabilidades de acceder a centros de salud oficiales.

“Con la inversión de RAI impulsando el financiamiento nacional y la participación de asociados pertenecientes a todos los sectores, la eliminación es posible”, afirma Gaviria. “La amenaza de que la farmacorresistencia adquiera una dimensión mundial significa que es imprescindible que acabemos el trabajo. De lo contrario desaprovecharíamos la oportunidad que tenemos en el Mekong y representaría un enorme revés para la seguridad sanitaria mundial”.

El Comité Directivo Regional de RAI, compuesto por entidades financiadoras, organismos multilaterales, asociados técnicos, investigadores científicos, comunidades, el sector privado y gobiernos de los cinco países, ha sido fundamental para asegurar la coordinación, la cooperación y la rendición de cuentas en la ejecución de los diferentes programas financiados por la subvención.

Para más información:

Gretchen Lyons
+41 79 916 0136

Noticias

Personas de contacto para los medios

Subscribirse

Si desea recibir nuestros comunicados de prensa, solicítelo escribiendo un mensaje a la dirección: press@theglobalfund.org.

Más noticias e historias